MANIFIESTO FUNDACIONAL DE SOLIDARIDAD OBRERA EUSKAL HERRIA:

El deterioro continuado de las condiciones laborales, la putrefacción de las estructuras sindicales, la parálisis y deriva del anarcosindicalismo,… Son los principales motivos que nos empujan a traer una nueva organización a nuestra tierra.

Necesitamos poder defendernos de la patronal, dejar de perder derechos e incluso devolver los ataques sin inmovilismo, delegacionismo, ni escusas.

No hay tiempo para distracciones. Nuestro frente es de clase y es aquí donde nos centramos. La defensa mediante el frente legal de abogados y dilatados juicios parece que es la única forma de lucha sindical. Cuando en realidad es entrar en el  juego del enemigo y es sobre todo donde la patronal se siente cómoda. No renunciamos a esta herramienta, pero si renunciamos a utilizarla para absorber trabajadores indefensos a nuestra organización. Solo hay un paso para caer en capitalizar el conocimiento y desear la incultura obrera. Este es uno de los caminos que han generado una afiliación paralizada. Una afiliación que ve a los sindicatos como una asesoría y que se cree cliente. Donde los principios pasan a ser cuadros en la pared.

Es tiempo de frenar a nuestr@s enemig@s. Es momento de resistir, de perder el miedo y continuar la lucha obrera de las generaciones anteriores. Para ello, proponemos soluciones prácticas al alcance de cualquiera y dentro de las posibilidades de cualquiera. Deshaciéndonos de lastres paralizantes. Utilizando la acción Directa y la Solidaridad Obrera.

Estamos decidid@s a trabajar en un grupo de base, de resistencia y acción. Una estructura básica y sin comités. Sin liderazgos, parásit@s ni ideólog@s ranci@s. Sin distracciones, ni quedarnos mirando al pasado, ni viviendo de ello. No queremos el ser, queremos el hacer. Estas son nuestras distinciones y aportación a la lucha obrera, volver a la esencia.

  • Las afilia@s a Solidaridad obrera de Euskal Herria son militantes activ@s. Esto es, que participarán y se implicarán dentro de sus posibilidades y preferencias en las tareas acordadas y necesarias, en la resistencia y la lucha, sin buscar delegacionismos ni beneficios personales. El que propone hace.
  • Creemos que como trabajador@s la herramienta más eficaz es la acción directa. Ya que es donde reside nuestra fuerza. Es el punto justo donde tenemos el control y la capacidad real de actuar siempre con la legalidad y la contundencia. Su ejecución es gracias a la solidaridad entre compañer@s.  Una vez el conflicto entra en derroteros  judiciales nuestra capacidad de respuesta se pierde o queda mermado debido a que se depende de terceros al entrar en el juego que al estado, al capital y a la patronal les conviene. Por lo tanto recuperemos el control y las señas de identidad del sindicalismo revolucionario primando la ACCIÓN DIRECTA y la SOLIDARIDAD OBRERA.
  • Carecemos de un local. No creemos que haga falta. Mata la acción. Se incurre en el síndrome de la “silla caliente”. Esto es, una falsa sensación de estar haciendo cosas  por el simple hecho de la asistencia a dicho local. Hoy en día, la mayoría dispone de un ordenador y puede realizar panfletos, comunicados, etc. Ya no es necesario custodiar documentos ni estar junto a un teléfono o  fax, hay infinidad de lugares alternativos para las posibles asambleas, cursos o encuentros.
  • No creemos en que haya que hacer asambleas por hacer. Muchos sindicatos tienen un especial misticismo por ellas. Pensando que contra más se hagan más fantásticos somos. Se harán cuando sean necesarias que se hagan. Lo que hay que hacer es un trabajo de resistencia activa. Cuando se hagan serán asambleas prácticas. Tendremos que estar informados de los puntos a tratar y ser conscientes de nuestros acuerdos.
  • Es fundamental adquirir un compromiso de autoformarse como militante, de organizar y participar en cursos para saber actuar y conocer las herramientas con las que disponemos. No estamos por asesorar sino en formar y empoderar a nuestra clase obrera, el conocimiento da libertad.
  • Dentro de las empresas entre l@s compañer@s y colegas priorizamos las Secciones Sindicales. Si por cuestiones estratégicas se necesita entrar en el comité de la empresa se entra. Con el mismo escrúpulo que se recurre a los jueces. A pesar de tener algún delegado en comités será imprescindible mantener una Sección Sindical y el delegado ha de cumplir con todo lo acordado por sus compañeros en dicha sección.
  • Estaremos organizad@s en federación local dentro del territorio de euskal herria. No tendremos comités. Creemos que dicha fórmula es un elemento jerarquizante que ahoga la horizontalidad. Por lo tanto, el funcionamiento será mediante grupos de trabajo específicos y flexibles. Incentivando así la participación de tod@s sus miembr@s. Sin líderes, gurús ni profetas. Solo tendremos un tesorero y un secretario, los acuerdos serán tomados por asamblea en democracia directa. Nuestra relación con las organizaciones afines será amplia con objetivos claros de lucha y defensa,  sin dependencias ni sumisiones.
  • La piedra angular será: Autogestión – Apoyo mutuo – Acción directa.

Es decir SOLIDARIDAD OBRERA.

Salud y anarcosindicalismo.                                             

Publicado por solidaridadobreraeh

Anarcosindicalismo de autogestión, apoyo mutuo y acción directa.

2 comentarios sobre “MANIFIESTO FUNDACIONAL DE SOLIDARIDAD OBRERA EUSKAL HERRIA:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: